Suscríbase a nuestro boletín para no perderse ninguna de las últimas noticias de PBSC.

Aprende más

¿Quiere mantenerse actualizado sobre las noticias de PBSC? Inscríbete a nuestro boletín ahora!

Suscríbete

El equipo de PBSC estuvo en Leipzig para asistir a la cumbre mundial del ciclismo: Velo-City 2023. Este importante evento organizado por la Federación Europea de Ciclistas (ECF) reúne cada año a numerosos agentes de la movilidad urbana para promover el uso de la bicicleta como medio de transporte saludable y sostenible. 

Este año, Gian Carlo Crivello, nuestro Customer Relationship Officer, participó en una mesa redonda junto a expertos en micromovilidad sobre el tema: ¿Cómo crear un sistema de bicicletas compartidas de éxito? Presentado por Peter Dalos, el objetivo de la mesa redonda era situar el uso compartido de bicicletas en el centro de la transición hacia la movilidad.

panel.jpeg (272 KB)

Veamos las recomendaciones de nuestros especialistas: 

Hacer más accesible el uso compartido de la bicicleta

Según nuestros expertos, un sistema eficaz de bicicletas compartidas es aquel que es accesible para la mayoría de las personas. Por lo tanto, es importante simplificar la experiencia del usuario implementando varios métodos de alquiler de bicicletas (códigos QR, tarjetas de socio, etc.), así como métodos de pago. Es esencial ofrecer una solución adecuada para todos, optando por una flota mixta compuesta por bicicletas normales y eléctricas. 

Al combinar el uso compartido de bicicletas con la opción de transporte público de la ciudad, conseguimos aumentar la accesibilidad del sistema. De hecho, las estaciones de bicis compartidas deberían estar estratégicamente situadas cerca de las paradas de metro, autobús o tren. Por último, es esencial proporcionar el servicio a las zonas alejadas del centro de la ciudad. Por ejemplo, en Madrid, hemos extendido el nuevo sistema Bicimad a 21 barrios, ofreciendo una opción de movilidad activa a un público más amplio.

Promover la sostenibilidad

Hoy en día, es importante ofrecer tanto a las ciudades como a los operadores una solución sostenible. Las soluciones de PBSC son el ejemplo perfecto. Hemos desplegado más de 100.000 bicicletas en todo el mundo desde 2008, y el 99% de nuestra flota sigue en circulación. De hecho, en ciudades como Montreal y Londres, la mayoría de las bicicletas de la flota, desplegadas hace más de 10 años, siguen en uso hoy en día.

London-BorisBike.jpg (54 KB)

Nuestros expertos también destacan el valor de definir objetivos de sostenibilidad específicos a la hora de establecer licitaciones. Estas iniciativas deben partir tanto de las ciudades como de los operadores y proveedores.

Encontrar la financiación necesaria

La financiación sigue siendo un reto importante en la micromovilidad, ya que es el principal obstáculo para la implantación de sistemas de bicicletas compartidas. Algunos sistemas obtienen financiación a través de patrocinios y otros optan a recibir fondos gubernamentales, como es el caso de la ciudad de Madrid, que recibió financiación de la Unión Europea para su sistema Bicimad. 

"Como líderes del sector, tenemos que presionar para conseguir más financiación para el uso compartido de bicicletas. Si las ciudades obtienen más recursos financieros, podrán elegir el transporte urbano que mejor se adapte a sus necesidades, centrándose en una opción de transporte activo, saludable y sostenible", afirma Gian Carlo Crivello

Hacer frente al vandalismo 

Para que un programa de bicicletas compartidas sea eficaz, hay que reducir los actos vandálicos. Nuestros expertos sugieren varias palancas; Por ejemplo, los sistemas deben estar dotados de equipos robustos y tecnología avanzada. Un ejemplo es nuestro sistema antirrobo de bloqueo inteligente, que acopla y asegura nuestras bicicletas en las estaciones. 

triangle.jpg (1.13 MB)

También es importante potenciar el compromiso de la comunidad haciendo que la experiencia de alquiler y uso sea fácil, cómoda y agradable. En efecto, si el usuario prueba el sistema y disfruta de su experiencia, será más probable que se sienta la bicicleta como algo propio, lo que también reduce el riesgo de vandalismo.

En conclusión, para garantizar el éxito de un sistema de bicicletas compartidas, nuestros expertos destacaron cuatro elementos clave: accesibilidad, sostenibilidad, financiación y lucha contra el vandalismo. Son optimistas y creen que el uso compartido de la bicicleta tiene un brillante futuro.

Últimas noticias

Nuestras ciudades

PBSC fabrica su propia tecnología avanzada y fácil de usar.

Nuestras soluciones tecnológicas incluyen el software de gestión basado en la nube, la aplicación PBSC, las estaciones inteligentes y el dispositivo de anclaje patentado que bloquea tu bicicleta y se comunica con el sistema operativo.