Rumanía avanza hacia el transporte sostenible: el sistema de bicicletas compartidas de PBSC se pone en marcha en Dej

Aprende más
Vista de la ciudad de Dej, Rumanía
  • PBSC y los operadores y proveedores europeos de servicios de bicicletas compartidas se unen en una nueva campaña quiere poner en valor el impacto global del uso compartido de bicicletas en los objetivos de sostenibilidad 
  • Las principales ciudades del mundo aspiran a lograr movilidad con cero emisiones 
  • El ciclismo ha experimentado un gran auge durante la pandemia 
  • Calles lentas, bicicletas electrónicas, más carriles para bicicletas y otras iniciativas similares contribuyen a generalizar debate sobre la micromovilidad y el transporte alternativo 
  • #BikeShare4All reclama que más ciudades implanten el uso compartido de la bicicleta 

Vea el vídeo de la campaña de CIE para #BikeShare4All en el que aparecen operadores y proveedores de servicios de bicicletas compartidas de todo el mundo unidos por la misma causa 

Cómo la pandemia ha incrementado la demanda de transporte alternativo 

En un mundo post-pandémico, la industria de la micromovilidad en su conjunto, y en especial el uso de bicicletas, han experimentado un enorme auge. En abril de este año, Bicycle Retailer informó que "las ventas de la división de bicicletas de Shimano aumentaron un 76,3% en el primer trimestre del año en comparación con el mismo periodo del año anterior; los ingresos operativos de la división aumentaron un 170%". Esto no debe suponer sorpresa alguna, ya que el Covid ha provocado un cambio generalizado en la forma en que la gente de las ciudades de todo el mundo piensa en los viajes. 
 
Un estudio realizado por el Centro McKinsey para la Movilidad del Futuro, revela que la "reducción del riesgo de infección" superó a las consideraciones preCovid en cuanto a la utilización de los medios de transporte en el último año. Esto ha tenido un gran impacto en el uso del transporte público en las principales ciudades del mundo (se ha informado de un descenso del 70% al 90% en el número de pasajeros). ¿Qué significa esto para el futuro de la movilidad? Pues que, como informa Cycling Industries Europe, Grupo de Expertos en Bicicletas Compartidas, los ciudadanos de muchas de las principales ciudades europeas han optado por aprovechar sus bicicletas para desplazarse, especialmente en las zonas urbanas. Un fenómeno que no es exclusivo de las ciudades europeas, ya que países de todo el mundo empezaron rápidamente a tomar nota y a experimentar con más "calles lentas" (normalmente calles muy transitadas cerradas al tráfico de vehículos y reservadas a peatones y ciclistas). 
 

Schema.jpg (236 KB)

Según la misma encuesta de McKinsey, casi un 70% de los usuarios de la movilidad urbana que viven en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y Japón afirmaron que elegirían ir a pie o en bicicleta en sus desplazamientos semanales incluso en un mundo post-pandémico. 

¿Qué significa para el futuro del transporte sostenible y el uso compartido de la bicicleta? 

A medida que las ciudades de todo el mundo vuelven poco a poco a la nueva normalidad, crece la oportunidad de repensar la manera en que concebimos nuestros desplazamientos. Los experimentos con calles lentas y el aumento de los carriles bici se han convertido en una propuesta muy utilizada en este último año, en el que los habitantes de los principales núcleos urbanos pudieron aprovechar el teletrabajo y reducir sus desplazamientos en coche. 

Mientras tanto, las ciudades con programas de micromovilidad, como el uso compartido de bicicletas y patinetes, pudieron proporcionar a sus habitantes bicicletas, bicicletas eléctricas y patinetes, normalmente caros, a un coste mínimo. Esto animó a la gente a desplazarse mediante modos de transporte más sanos, limpios y activos y a hacer ejercicio con regularidad. Las ciudades con infraestructuras urbanas modernizas y adaptadas a los ciclistas ya han puesto a prueba los modos de transporte activos con resultados impresionantes para los responsables de la toma de decisiones y los planificadores urbanos. 

En un estudio de 2017, la ciudad de Estocolmo (Suecia) comparó varios métodos de viaje (conducir, el transporte público y montar en bicicleta) en dos tipos de rutas. En una de las rutas, el ciclista (que utilizaba una bicicleta eléctrica) llegó antes que el conductor y el viajero de transporte público a su destino. En la segunda ruta, el transporte público llegó en primer lugar y la bicicleta eléctrica en segundo. El estudio demostró claramente que "ir a pie o en bicicleta puede ser tan rápido como viajar en coche o en transporte público, siempre que se den las condiciones e infraestructuras adecuadas". 

La oportuna campaña de Cycling Industries Europe (CIE) llega al hilo de innumerables nuevos estudios realizados por urbanistas y grandes ciudades como una llamada a la acción claramente

Photo1.jpg (542 KB)

"Pedimos que todas las ciudades tengan su propio sistema de bicicletas compartidas. Imagínese el impacto en toda Europa, no sólo en la calidad del aire, la congestión y la salud, sino también en la creación de nuevos puestos de trabajo locales y el impulso de la economía. El uso compartido de la bicicleta es rápido de desplegar y puede ser un verdadero catalizador que anime a más personas a elegir la bicicleta en lugar del coche", dice Laura Fried, Directora de Política de CIE. 
 
Es urgente que las ciudades urbanas con alta densidad de población abandonen el transporte centrado en el automóvil. Según el CIE, no será posible alcanzar el objetivo actual de la UE de reducir las emisiones del transporte en todo el continente en un 90% para el año 2050 sin un plan ambicioso que implique un cambio hacia la movilidad activa. 
 
Esta opinión es compartida por todos los operadores y proveedores de servicios europeos de bicicletas compartidas. Además de PBSC Urban Solutions, la campaña de CIE cuenta con una la participación de actores de todos los tamaños de la industria de la micromovilidad. 

"Imaginemos el impacto en toda Europa, no sólo en la calidad del aire, la congestión y la salud, sino también en la creación de nuevos puestos de trabajo locales y el impulso de la economía. El uso compartido de la bicicleta es rápido de desplegar y puede ser un verdadero catalizador que anime a más personas a elegir la bicicleta en lugar del coche." Concluye Lauha Fried

#BIKESHARE4ALL 

Los modos activos de transporte, como la micromovilidad y especialmente la bicicleta compartida, desempeñan un papel innegablemente importante en la aceleración del cambio del planeta hacia una movilidad verde y de cero emisiones. La siguiente fase está en manos de las principales ciudades de Europa, Asia, América del Norte, América Latina, Oriente Medio y el resto del mundo. Debemos, de forma conjunta, comenzar a ofrecer alternativas más ecológicas, asequibles, accesibles y saludables a los ciudadanos para crear ciudades inteligentes. El uso compartido de la bicicleta es clave para lograr esa misión y crear un futuro sostenible para las generaciones venideras. 
 
 
 
Autor: Athen Bozoglu 
 
Conecta con Athen en LinkedIn: https://bit.ly/2TNbnRK
Email: media@pbsc.com 
 
Para obtener más información sobre el impacto global de PBSC, las ciudades inteligentes, las noticias del sector, las actualizaciones de las tecnologías y los eventos, suscríbase hoy al boletín de PBSC. 

Bouton_final_ES-01.jpg (64 KB)

¿Quiere convertirse en operador local o llevar el Bike Share a su ciudad? 
 
Contáctenos en info@pbsc.com 

Últimas noticias

Nuestras ciudades

PBSC fabrica su propia tecnología avanzada y fácil de usar.

Nuestras soluciones tecnológicas incluyen el software de gestión basado en la nube, la aplicación PBSC, las estaciones inteligentes y el dispositivo de anclaje patentado que bloquea tu bicicleta y se comunica con el sistema operativo.